La mancomunidad de Debabarrena considera que con la consulta de Deba el sistema de contenedores queda definitivamente respaldado y fija como objetivo alcanzar el 60 % en la recogida selectiva

13/04/2015
Tras el resultado de la consulta celebrada el pasado domingo en Deba, en la que más de un 80% de los participantes se pronunciaron a favor del sistema de contenedores, la mancomunidad de Debabarrena considera que se cierra el ciclo de debate sobre el sistema de recogida. Arcadio Benítez: “Con la extensión del contenedor de materia orgánica a todos los municipios y la participación de los ciudadanos en la recogida de bioresiduo el objetivo del 60% es perfectamente alcanzable”.

Tras el resultado de la consulta celebrada el pasado domingo en Deba, en la que más de un 80% de los participantes se pronunciaron a favor del sistema de contenedores, la mancomunidad de Debabarrena considera que se cierra el ciclo de debate sobre el sistema de recogida. En opinión de Arcadio Benítez, presidente de la mancomunidad, “los ciudadanos apoyan con claridad el sistema de contenedores y la misión de las entidades responsables es poner a su disposición servicios eficaces para gestionar los residuos. No tiene sentido tratar de imponerles otro sistema por razones políticas”.


Los resultados de la consulta de Deba supondrán su incorporación a la recogida de materia orgánica a través de un contenedor con chip, que permitirá obtener datos de participación. Asimismo, la fracción rechazo de los residuos se recogerá mediante un contenedor de color gris que también estará dotado de un chip.


Hasta la fecha, el bioresiduo se recoge en Eibar, Elgoibar, Ermua, Mendaro y Soraluze. En Mutriku tiene en fase de implantación los contenedores con chip y Mallabia cuenta con un sistema de centros de aportación, adaptado a las características de su territorio. La incorporación de los dos nuevos municipios (Deba y Mutriku) y la progresiva mejora de los datos de recogida hacen que, a juicio del máximo responsable de Debabarrena, “el objetivo del 60% en la recogida selectiva sea perfectamente alcanzable”. Este porcentaje es el exigido por la normativa europea para el año 2016 y el fijado en su día por el plan de residuos (PIGRUG). En este sentido, Arcadio Benítez, señala que “los municipios que están recogiendo el bioresiduo han mejorado mucho sus resultados en la recogida selectiva, llegando a porcentajes sobre el 40%. Ahora, con la incorporación de Deba y Mutriku, los datos deben mejorar todavía más y colocarnos más cerca de nuestro objetivo: alcanzar el 60% en la recogida selectiva”.


Asimismo, desde la mancomunidad se considera que el principal reto en este momento es la concienciación y el incremento de la participación, tanto de los ciudadanos, como de los generadores industriales, comerciales o institucionales que producen residuos asimilables a los urbanos. En esta línea, la mancomunidad tiene intención de reforzar las tareas de concienciación y sensibilización, con el desarrollo de campañas que promuevan la participación e informen a los ciudadanos sobre las prácticas más adecuadas para mejorar los resultados de la recogida y el reciclaje. Asimismo, se contempla la progresiva incorporación de grandes productores como establecimientos comerciales, centros educativos y la mejora de la recogida en los polígonos industriales.

Añade un comentario

Tienes que estar identificado para poder comentar. Puedes hacerlo mediante tu cuenta de Twitter. A continuación tu comentario será moderado.