Envases ligeros

ontziak.jpgMediante el contenedor de color amarillo se facilita la recogida selectiva de envases cuyo fin es la recuperación de envases ligeros del hogar, es decir, los envases de plástico, metal y envases tipo brick.

Los envases recogidos en los contenedores se llevan a la planta de clasificación de envases de Legazpi y a la planta de reciclaje BZB de Amorebieta.

Los materiales recuperados en esas plantas se clasifican para, posteriormente, enviar cada fracción a los diferentes recicladores quienes a su vez devolverán el material recuperado al ciclo productivo.

Se pueden depositar

  • Envases de plástico de: bebidas (agua, leche, aceite …), detergentes, yogurt, bolsas de plástico, poliespán...
  • Envases metálicos: latas de conserva, refrescos, papel de aluminio…
  • Envases tipo brick: leche, zumos, tomate…

No se pueden depositar

  • Plásticos que no sean envases: CD, cintas de video y música, juguetes, cepillos de dientes, biberones, aerosoles, guantes de goma, persianas, tuberías…
  • Metálicos que no sean envases: juguetes, cazuelas y sartenes, electrodomésticos, baterías o piezas de taller
  • Envases de papel y cartón y vidrio

Procedimiento

  • Los envases deben estar completamente vacíos de su contenido y preferiblemente limpios.
  • Deposita los envases plegados, así ocupan menos espacio
  • No introducir un envase dentro de otro
  • Introducir los envases y las bolsas de forma separada
  • Quitar el tapón y depositarlo de manera separada
  • No se debe dejar nada fuera del contenedor. Si el contenedor está lleno, lleva los envases al siguiente contenedor amarillo más cercano, nunca lo dejes en la calle.

Beneficios medioambientales

El plástico se fabrica a partir del petróleo. Existen muchos tipos de plásticos con distinta facilidad para reciclase. Cada plástico lleva un símbolo y un número para identificarlo. Con plástico reciclado se fabrican objetos que no necesitan materia prima de alta calidad: bancos, postes, mesas, sillas, cubos, baldosas, paneles. El plástico reciclado no se usa, por ley, para fabricar nuevos envases alimentarios.

  • Ahorro de materia prima: 1 Tm de plástico reciclado ahorra 12 barriles de petróleo.

La mayoría de latas son de hoja de lata, aunque algunas pueden ser de aluminio.

  • 1 Tm de hoja de lata recupera ahorra 1.134 kg de mineral de hierro, 435 kg de carbón y 18 kg de caliza, al tiempo que se consume un 75% menos de energía fabricando acero a partir de acero recuperado.
  • 1 Tm de aluminio ahorra 4,5 Tm de bauxita (roca sedimentaria cuyo tratamiento para obtener el metal consume mucha energía), 1,3 Tm de lignito (carbón) y energía eléctrica equivalente a 36 barriles de petróleo.

Los envases tipo brick están compuestos de una capa de papel de alta calidad + una capa de aluminio + una capa de plástico (polietileno).

  • Se separa el papel y se utiliza para fabricar bolsas de papel, papel de embalar...
  • Se puede triturar y obtener un aglomerado para hacer muebles, paneles, maletas, tarimas, etc.
  • Se trata de un ahorro múltiple de materias primas y energía.