La Mancomunidad adquiere el primer vehículo eléctrico, abriendo paso a la transición energética

27/05/2022
Iosu Arraiz, presidente de la Mancomunidad: “Con la compra de este primer vehículo eléctrico hemos dado un gran paso adelante, ya que hemos empezado a recorrer el camino hacia la transición energética, respondiendo a una de nuestras principales prioridades en este ámbito: reducir los gases contaminantes emitidos por nuestra flota de vehículos.”

La Mancomunidad ha adquirido su primer vehículo eléctrico para dar paso a la transición energética. Iosu Arraiz, presidente de la Mancomunidad, ha señalado ante la prensa que “llevamos años trabajando para que Debabarrena sea una comarca cada vez más sostenible y respetuosa con el medioambiente, y abrir paso a la transición energética en nuestros servicios es una de nuestras prioridades, para así fomentar políticas verdes que reduzcan la contaminación. En 2021 medimos los gases contaminantes emitidos por los vehículos de la Mancomunidad y vimos que cada año emiten 1000 toneladas de gases de efecto invernadero. Visto los datos, diseñamos un Plan de Acción para reducir dichos gases contaminantes y definimos cuatro líneas estratégicas y 12 acciones basadas en la Agenda 2030 de la ONU y en los objetivos de desarrollo sostenible. Este año hemos incluido en los presupuestos de la Mancomunidad partidas para llevar a cabo las acciones recogidas en ese Plan”.

En el marco de las iniciativas para reducir el impacto ambiental de la flota de vehículos de la Mancomunidad, Arraiz ha añadido que “con la compra de este primer vehículo eléctrico hemos dado un gran paso adelante, ya que hemos empezado a hacer el camino hacia la transición energética. Además, con el fin de continuar fomentando modelos más sostenibles y en el marco del Plan de Acción diseñado en 2021, tenemos previsto realizar un estudio sobre la viabilidad de transformación de la flota de vehículos de la Mancomunidad para continuar reduciendo las emisiones de CO2 de nuestros vehículos. Por otro lado, en los presupuestos de 2022 también se ha destinado una nueva partida para desarrollar el Plan de Sostenibilidad Energética”.

Objetivo: reducir el impacto ambiental de la flota de vehículos

El primer vehículo eléctrico de la Mancomunidad es un Citroen Jumpy-E y se utilizará en el taller de reparación de vehículos y maquinaria, por lo que cuenta con una especie de taller móvil en la parte trasera, para poder llevar las herramientas necesarias. 

Antes, cuando un vehículo se averiaba en la carretera y no era posible trasladarlo al taller, operarios de la Mancomunidad se desplazaban al lugar para realizar las reparaciones en una furgoneta de alto consumo de gasoil comprada en el 2004. Ahora, las y los trabajadores se desplazarán en el nuevo vehículo de cero emisiones, con el fin de reducir la huella ambiental y las emisiones de CO2 de la flota de vehículos de la Mancomunidad.

La Mancomunidad ha invertido 47.772,25 euros, IVA incluido, en la compra de su primer vehículo eléctrico.

Dos puntos de carga en la comarca

Como la Mancomunidad continúa trabajando para fomentar la transición energética y prevé adquirir más vehículos eléctricos para sustituir los existentes, ha instalado dos puntos de carga en la comarca. 

Uno de ellos está ubicado en la Planta de Eibar, ya que es el lugar donde más vehículos guarda la Mancomunidad, y, por lo tanto, la ubicación más conveniente para cargar los vehículos. Tiene la capacidad de cargar tres vehículos a la vez. El otro punto de carga se ha instalado en el Garbigune de Mutriku.

Añade un comentario

Tienes que estar identificado para poder comentar. Puedes hacerlo mediante tu cuenta de Twitter. A continuación tu comentario será moderado.