La recogida selectiva de residuos en la Mancomunidad de Debabarrena supera el objetivo europeo y alcanza el 53,55%

11/03/2019
Por primera vez se cierra un ejercicio completo por encima del 50%, superando en casi cinco puntos los resultados de 2017 y adelantándose dos años al cumplimiento de los objetivos señalados por Europa para el 2020. Las mejoras introducidas en el sistema de contenedores impulsan al alza los resultados y todos los municipios sin excepción mejoran en la recogida selectiva.

La Mancomunidad de Debabarrena ha continuado mejorando sus porcentajes de recogida selectiva en 2018 y ha alcanzado el 53,55%. Por primera vez se cierra un ejercicio con una media superior al 50%, superando en casi cinco puntos los resultados de 2017 (48,88%) y en 3,55 puntos el objetivo Europeo para 2020 (50%). Esta tendencia se ha visto reforzada en la última parte del año y al comienzo del nuevo ejercicio, con porcentajes que han superado significativamente estas medias; así, en el mes de diciembre la recogida selectiva llego al 57,76% y en enero de 2019 alcanzó 60,98% La importancia de estos datos queda reflejada si se tiene en cuenta que la Mancomunidad ha pasado de un 29,62% de recogida selectiva en 2013 a situarse en el entorno del 60% en estos últimos meses, duplicando sus resultados.

Volviendo a las medias anuales y si analizamos el dato por municipios, los mejores resultados los obtienen Mutriku con el 65,72%, Deba con 61,78% y Eibar con el 56,18%. En estos tres casos, el porcentaje está por encima de la media de la Mancomunidad pero es necesario destacar que todos mejoran sus resultados. Como dato significativo cabe subrayar que, la Mancomunidad Comarcal de Debabarrena ha pasado de un 29,62% de recogida selectiva en 2013 al 53,55% en 2018; duplicando prácticamente el porcentaje de recogida selectiva y situando el objetivo del 60% como meta a alcanzar antes del 2020.

El presidente de la Mancomunidad, ha valorado estos resultados señalando que “Se han puesto los medios y las cifras son buenas pero hace falta continuar sensibilizando a la sociedad para que la participación siga creciendo”. Asimismo, señaló que la apuesta por el nuevo sistema de contenedores ha acelerado el ritmo de la recogida del bioresiduo y la reducción de la fracción resto, impulsando la mejora de resultados en todos los municipios sin excepción. “Es necesario poner atención en que la separación se realice adecuadamente y cada fracción se deposite en su contenedor, para ganar también en calidad de la recogida”.

Si se analizan los datos de la recogida, el más significativo es que, por primera vez, los residuos recogidos selectivamente superan a la fracción rechazo. Concretamente, en el año 2018, la recogida selectiva alcanzó las 16.879 Tn., superando en más de 2.000 Tn. a la fracción resto que quedó en 14.641 Tn. Este panorama representa un cambio sustancial frente a 2017, cuando el resto superó en más de 700 Tn. a la recogida selectiva. Si atendemos al total del volumen de residuos gestionado, este aumenta ligeramente y pasa de 31478 en 2017 a 31.520 toneladas en 2018. Este pequeño incremento es debido probablemente a la mejora de la actividad económica y el consumo. A pesar de ello, el resultado de la recogida selectiva mejora de forma mucho más significativa, lo que le permite situarse por encima de la fracción rechazo.

Por fracciones, el bioresiduo continua manteniendo la primera posición, con 4.813 Tn. La media mensual es de 401 Tn. de materia orgánica, casi 50 Tn. más de las que se recogían mensualmente en 2017. El resto de las fracciones, también mejoran en sus resultados: el papel pasa de 3.824 Tn. en 2017 a 3.944 Tn. en 2018.; el vidrio pasa de 2.121Tn. en 2017 a 2.253 Tn. en 2018 y los envases pasan de 1,219 Tn. en 2017 a 1.544 Tn. en 2018. Este incremento en todas las fracciones se produce tras la instalación del nuevo sistema de contenedores efectuada por la Mancomunidad.

Si ponemos estos datos en relación con el número de habitantes, la generación de residuos por habitante, en 2018, fue de 431 Kgs. de los cuales 231 kgs. recogidos selectivamente y 200 kgs. de rechazo.

Nuevo sistema de contenedores

La Mancomunidad de Debabarrena extendió el uso del contenedor gris a todos sus municipios, como parte de su estrategia para alcanzar el objetivo europeo en materia de reciclaje, superar el 50 % y alcanzar el 60% en 2020. Los resultados de 2018 han alcanzado el 53,55% y avalan la apuesta realizada por el sistema de los 5 contenedores: gris para el rechazo, marrón para el orgánico, azul para el papel/cartón, amarillo para embalajes y verde para el vidrio en los municipios.

Añade un comentario

Tienes que estar identificado para poder comentar. Puedes hacerlo mediante tu cuenta de Twitter. A continuación tu comentario será moderado.